El debate sobre la llegada de los médicos cubanos es vergonzoso

Paulo Moreira Leite

Desde el punto de vista de la salud pública, tenemos un cuadro bien conocido. Escasez de médicos en miles de ciudades brasileras, ningún médico formado en el país tiene interés de trabajar en estos lugares, pobres, distante, sin ningún encanto y elegancia, ni siquiera aquellos que se formaron en las universidades públicas sienten algún impulso ético de retribuir algo al país que les dio educación profesional, formación y futuro de forma gratuita.

Respetando el derecho individual de cada persona para resolver su destino, el gobierno de Dilma decidió buscar a médicos extranjeros. No podría haber una actitud más democrática, con respecto a las decisiones de cada ciudadano.

Más en Adital 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: